Hegemonía colorada es usada para la impunidad e intereses electorales
2020-08-03 - Política
Los sectores opositores se sienten desprotegidos ante la supremacía oficialista en todas las instituciones del Estado que, refieren, son un arma de persecución, corrupción e intereses.
Hegemonía colorada es usada para la impunidad e intereses electorales


Referentes de los partidos opositores manifestaron sentirse reducidos e impotentes ante la predominancia colorada en los órganos del Estado, en un momento en que, indicaron, se intenta acallarlos desde el oficialismo, y que las instituciones son utilizadas como arma política de persecución.

El diputado del Partido Liberal Radical Auténtico (PLRA) Celso Kennedy indicó que cualquier denuncia por parte de la oposición termina siendo atacada. “Es imposible refutar la verdad con argumentos creíbles. Por eso, el mayor deseo de los oficialistas del Gobierno es acallar la voz de los opositores que no temen decirla con todos los medios a su alcance. Si la verdad sale a luz, comienzan a atacar al emisor”, manifestó el legislador.

En tanto que el diputado del Partido Patria Querida (PPQ) Sebastián Villarejo indicó que la Fiscalía es utilizada como un instrumento político para el abuso de poder. En el mismo sentido, el liberal Édgar Acosta recordó que ese fue el motivo por el que presentó un pedido de juicio político contra la fiscala general, Sandra Quiñónez, aliada del cartismo, pero no recibió apoyo y fue muy criticado. “Que la mayoría se esté dando cuenta ahora de que no debemos permitir la instrumentación política del Ministerio Público es una buena señal”, expresó.

INTERVENCIONES. Los opositores denunciaron recientemente que desde el oficialismo se está ejecutando un plan para destituir a todos los intendentes no colorados a través de intervenciones selectivas.

El último caso, señalan, fue el de Encarnación, donde denunciaron atropello del Ministerio Público. Indicaron que existe premura por intervenir las comunas no coloradas, pero se dejan de lado las oficialistas, a pesar de las graves denuncias de corrupción.

Aludieron que esta forma de proceder es una señal del poder hegemónico de la Asociación Nacional Republicana (ANR), reforzado tras el pacto entre el presidente Mario Abdo y el líder de Honor Colorado Horacio Cartes, que selló la Operación Cicatriz con fines de impunidad y electorales.

INSTITUCIONES UNICOLORES. Casi sin participación de la oposición, el Partido Colorado tiene bajo dominio todos los poderes del Estado, empezando por el Ejecutivo. Además de la mayoría en gobernaciones e intendencias, la ANR no da cabida a otros colores con el senador Óscar Salomón como presidente del Congreso; Pedro Alliana como presidente de Diputados, donde además tienen mayoría con 43 miembros; Alberto Martínez Simón como presidente de la Corte, donde siete de nueve ministros son colorados; Sandra Quiñónez en la Fiscalía General; Camilo Benítez como contralor; el senador Enrique Bacchetta como presidente del Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados (JEM), también con mayoría colorada; y el diputado Roberto González, presidente del Consejo de la Magistratura.



COMENTARIOS