Cuando las emociones callan, el cuerpo enferma.
2019-04-14 - Locales
Una vieja cita dice: “el cuerpo grita lo que la boca calla.” Hoy día esa frase cobra mayor vigencia debido a que, según datos oficiales, cuatro de cada cinco familias, tienen a uno o dos de sus integrantes enfermos. Algunas de los problemas de salud más frecuentes son: Cáncer, Diabetes, Colesterol, entre otros.
Cuando las emociones callan, el cuerpo enferma.

¿Por qué nos estamos enfermando tanto? Es la pregunta que muchos plantean. ¿Será qué es por la comida? “hoy día todo es químico, todo el procesado. Ya hasta el aire que respiramos está contaminado”, opinaba una señora en un conocido medio de circulación nacional. Otro señor agregaba: “si te das cuenta antes nuestros padres, nuestros abuelos, no se enfermaban tanto y hasta tenían más hijos. Ellos no sabían de tumores, de cáncer…”

Si bien los especialistas coinciden en señalar que tanto la buena alimentación como los ejercicios son vitales para la buena salud, también están coincidiendo en lo siguiente: “las emociones juegan un papel importante en la salud.  Lo que piensas y lo que sientes puede ser más importante que la ensalada o la proteína que estás dándole a tu cuerpo…”

Es fundamental comprender que todas las emociones, TODAS, tienen un propósito. Reprimir esas emociones por vergüenza a que nos vean mal, por evitar mostrarnos frágiles o por complacer a otros, es dañino. Tan igual o peor que ingerir comida chatarra.

COMPRENDIENDO AL CUERPO

 

Alguien ha dicho que las emociones no tienen ni articulaciones, ni músculos. La emoción, no obstante, es una energía que siempre está buscando expresarse, manifestarse, salir. Entonces, cuando no expresamos esa energía con naturalidad, esa energía busca la forma de salir y es allí donde empieza a golpear las diferentes partes del cuerpo, como si esas fuesen puertas. Aquí es donde van apareciendo los pequeños dolores. Aquí es donde su corazón late más rápido, a usted le da sueño, se cansa más de lo normal, le duelen los músculos, las articulaciones fallan, el cuerpo a empezado a susurrar.

El cuerpo susurra, luego habla, luego grita. Los susurros son los pequeños dolores, las pequeñas molestias que a veces ignoramos y que pretendemos solucionar con alguna pastilla. Nos auto medicamos, o vamos a una farmacia en busca de algo que nos calme. Podemos silenciar el dolor, pero el problema persiste y cada vez se hace más grande.

Señores, el cuerpo enferma para avisarnos que algo anda mal. Por eso nuestra perspectiva sobre la enfermedad debe cambiar: un síntoma es una señal, un mensaje del cuerpo para comunicarnos que algo anda fallando. La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha indicado que un gran % de las enfermedades son psicosomáticas. ¿Qué quiere decir eso? Quiere decir que son enfermedades que empiezan en nuestra mente, con nuestros pensamientos. Esos pensamientos crean emociones.

Por eso, el mensaje es claro: lo que silenciamos nos enferma. Lo que callamos nos mata.  Por el contrario, expresarnos, pedir apoyo, hablar, lejos de ser signos de debilidad, son gestos de valentía que nos ayudarán a superar nuestros problemas.

Preste atención a su salud: un gran número de personas viven vidas agitadas, estresadas: viven corriendo, sin tiempo, preocupados. Eso crea enfermedad. Recuerde que prevenir es mejor que curar. A la naturaleza no le importa si usted tiene hijos, si tiene familia, si es una persona con proyectos…la naturaleza es neutra: la naturaleza aplica sus leyes sin contemplación. A los médicos tampoco les importa tu economía, ni tu situación familiar…ellos te ven y te diagnostican: receta por aquí, receta por allá; que hágase este examen, que hay que operarlo.

Prevenir, señores, prevenir. Hacer ejercicios, comer sano y prestar atención a SUS EMOCIONES. Recuerde: mente sana, cuerpo sano. Emociones sanas, cuerpo sano.

Redacción: Imperio Fm 103.1

(Luis Parra) 

 



COMENTARIOS

Escuchanos Online