4 VERSÍCULOS DE LA BIBLIA PARA ENCAMINAR NUESTROS NEGOCIOS A LA PROSPERIDAD
2019-05-11 - Locales
La Biblia, más allá de cualquier libro, nos ofrece lecciones de oro, para quienes desean encaminarse en el quehacer, y el bien hacer.
4 VERSÍCULOS DE LA BIBLIA PARA ENCAMINAR NUESTROS NEGOCIOS A LA PROSPERIDAD

El dinero mal habido pronto se acaba; quien ahorra, poco a poco se enriquece.

Proverbios 13:11

En este versículo, podemos observar dos consejos claves para la adquisición de riqueza.

En la primera parte, nos habla acerca del dinero mal habido, lo que nos hace reflexionar cual es la forma en que adquieres tu dinero, si proviene de una fuente ilícita, el dinero fluye según la energía que uno le proporciona, si fue robado o tal vez lo conseguiste mediante explotación laboral, sexual, o quizás mediante lavado de activos, este no tendrá un buen final. Dice claramente también, que “pronto se acaba”.

Segundo, habla acerca de la importancia del ahorro y cómo podemos enriquecernos, con una adecuada administración del mismo.

Sé lo que es vivir en la pobreza, y lo que es vivir en la abundancia. He aprendido a vivir en todas y cada una de las circunstancias, tanto a quedar saciado como a pasar hambre, a tener de sobra como a sufrir escasez.

Filipenses 4:12

Este versículo tiene relación con lo que muchas veces nos ocurre, llegamos a alcanzar el éxito y la riqueza, pero si no somos constantes, podemos repentinamente perderlo todo, así de rápido, de la noche a la mañana, es por eso la importancia de ser humildes y fomentar los buenos hábitos, existe una frase que dice: “No hablo mal de los pobres, porque de ahí vengo, ni de los ricos porque hacia allá voy”.

Todos, muchas veces hemos pasado por ese proceso, sin embargo, ten en cuenta que una persona rica, aun se quede repentinamente en la pobreza, le bastaran tan solo un par de años para tenerlo todo nuevamente, el secreto está en su mentalidad.

Los malvados piden prestado y no pagan, pero los justos dan con generosidad.

Salmos 37:21

Aquí se expresa claramente, lo que ocurre con las personas que no cumplen con sus obligaciones, las que siempre están en déficit y andan con las justas, las que perdieron toda credibilidad a consecuencia de ellos mismos, en contraparte están los que logran el éxito siendo generosos con sus semejantes, con sus trabajadores y con sus prójimos, ellos siempre irradian una energía positiva.

Con su riqueza el rico pone a salvo su vida, pero al pobre no hay ni quien lo amenace.

Proverbios 13:8

Este versículo nos habla acerca de los peligros que implican ser rico, de los cuales el principal es la codicia de otras personas, cuando se comienza acumular bienes y su vida corre peligro, al ser propenso a robos y asaltos, sin embargo, un hombre rico puede pagar para que lo dejen con vida.

El pobre, o el que vive el día a día, no tiene ese problema porque su escasez o su falta de recursos lo vacuna contra esta clase de adversidades, que además de tensar y angustiar a quienes las viven, los deja con una marca indeleble para toda su vida y muchas veces los deja como estaban cuando comenzaron a acumular.

Edición: Ímperio Fm 103.1

(Luis Parra)



COMENTARIOS

Escuchanos Online