Identifican al jefe de la organización que perdió tres toneladas de cocaína
2019-08-28 - Narcotráfico
La Senad divulgó ayer la identidad del narco más buscado del país, apuntado como dueño de las tres toneladas de cocaína incautadas en las tres fases de la operación Polaris, cuyo último capítulo se ejecutó en Puentesiño, donde cayeron otros 388 kilos de la droga. FUENTE:htpp//WWW.ABC.COM.PY
Identifican al jefe de la organización que perdió tres toneladas de cocaína

El supuesto patrón cocainero apuntado es Faustino Ramón Aguayo Cabañas (de 41 años), quien sería el dueño de la carga de 388 kilos de cocaína incautada en una pista clandestina que funcionaba en un esteral a 18 kilómetros del centro urbano del municipio de Sargento José Félix López, más conocido como Puentesiño, que a su vez queda 170 kilómetros al norte de la ciudad de Concepción.

La droga fue capturada el lunes de mañana por agentes especiales de la Secretaría Nacional Antidrogas (Senad), con apoyo de militares de la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC) y el fiscal de Pedro Juan Caballero, Armando Cantero. Fue minutos después de que una avioneta boliviana descargara la droga y escapara de nuevo.

Los antidrogas interceptaron el alijo al seguir los pasos de Aguayo, quien sin embargo no pudo ser capturado. En cambio, el lunes de noche sí fueron arrestados dos presuntos fleteros de la organización, Basilicio Cabrera Vera (45) y Marcos Antonio Flores Esquivel (33), quienes fueron localizados en los cuatro allanamientos que se hicieron en Pedro Juan Caballero bajo la supervisión del fiscal original de la causa, Hugo Volpe.

Además de Aguayo, siguen prófugos por la causa Gustavo Fleitas Benítez (27), Gerardo Barrios (39), Eugenio Ramón Osorio Villalba (45), Mauricio Asunción Flores Esquivel (25), Antolín Villalba Alves (52), Crecencio Aldana Martínez (29) y Derlis Daniel Cabrera Cabaña (21).

El patrón Aguayo sería también el dueño de la carga de 381 kilos de cocaína confiscada el 24 de enero pasado en otra de las pistas clandestinas utilizadas por la organización en el municipio de Puentesiño, y de los 2.190 kilos del polvo blanco requisados el 6 de febrero de este año en una casa de la ciudad de Yby Yaú. Aquella, de hecho, fue la mayor incautación de cocaína en la historia del país.

De este modo, el grupo de Aguayo perdió en las tres fases de la operación Polaris nada menos que 2.959 kilos de cocaína, que si hubieran llegado por lo menos al mercado brasileño habrían representado una ganancia de casi 15 millones de dólares. Si terminaba en Europa, el valor se triplicaría.



COMENTARIOS

Escuchanos Online