Parece un concurso de quién mata más
2019-09-11 - Locales
COMENTARIO: Aunque suene a burla, el titular de este comentario va en serio, porque se trata de una triste y a la vez lamentable realidad, pues en la misma medida en que se registran homicidios en Pedro Juan Caballero, se registran también en Ponta Porã, y algunas veces en la mismísima línea internacional, llegando a un punto tal en el que los policías de ambos países, tendrían que andar con un metro para saber a quién le corresponde actuar.
Parece un concurso de quién mata más

Siempre nos hemos quejado y ofendido por la mala fama que nos dieron, de que aquí se mataba a cualquier hora y en cualquier lugar, pero, era solo “entre ellos”, y no hace falta explicar quiénes eran “ellos”, y que en cambio la gente de bien, el 99 %, cifra de la cual ya no creo sea misma, podía andar tranquila por las calles, sentarse frente a su casa, acudir tranquilo a un bar o restaurante, en fin, era para los que aquí vivimos, un paraíso con sus luces y sobras.

Por algún motivo, razón o circunstancia, aunque la mayoría sabe y lo comenta en voz baja, nuestra querida cuidad, o mejor dicho, frontera, porque afecta a ambas ciudades, dejó de ser el paraíso que todos decíamos que era y lo defendíamos a capa y espada, para convertirse en cueva de sicarios, matones a sueldo, desempleados al parecer, que matan por cualquier mísera suma de dinero, pues, no hay otra explicación de que haya tantos asesinatos seguidos, y en algunos casos más de uno al mismo tiempo.

Esta cruda y triste realidad toma notoriedad en lo medios de prensa, especialmente radiales y paralelamente digitales, pues mientras un cronista no acaba de cubrir un hecho, ya están llamando apara cubrir otro hecho, y aunque parezca mentira, hubo casos en que se necesitaron más, por lo que los medios se ven obligados a pasarse información los unos a los otros, sin exclusiva ni prioridad para otro, contando además con la colaboración de personas extrañas, que muchas en el apuro, pasan informaciones tergiversadas, pero al menos proveen de fotos y vídeos reales.

De la manera que se están dando las cosas, y a juzgar por la ola incesante de asesinatos, incluido Capitán Bado, da la impresión de que se trata de un concurso de quién mata más, aunque resulte doloroso decirlo.

Y de remate, ningún caso se resuelve y le agregan la rearchiconocida frase “ajuste de cuentas”, así se trate de una muerte por equivocación, que son poquísimas en realidad.

Alejo Mendieta             



COMENTARIOS

Escuchanos Online