El coronavirus se llevó al primer atleta olímpico del Paraguay
2021-04-07 - Deportes
Rodolfo Alfredo da Ponte, primer atleta olímpico en la historia del deporte paraguayo, falleció anoche tras una larga lucha contra el COVID-19.
El coronavirus se llevó al primer atleta olímpico del Paraguay

El esgrimista tuvo el privilegio de ser el primer deportista olímpico de la historia de Paraguay, en los Juegos de México 1968.

Da Ponte pasó a mejor vida anoche, según confirmó su hijo Rodolfo, tras más de dos semanas en cuidados intensivos a causa del COVID-19.

SU HISTORIA

“Como decía mi papá, ‘después de esto, misión cumplida y me voy’. Es el orgullo. La vida con esto ya me dio todo. Después de esto, yo ya estoy de más”, dijo Da Ponte a Efe durante una anterior entrevista en su domicilio en Asunción.

De origen italiano, hijo, nieto y padre de esgrimista, Da Ponte no era el designado en un principio para competir en los Juegos de México, pero la eliminación de la selección de fútbol y la renuncia a última hora de los remeros derivó en su elección por parte del Consejo Nacional de Deportes, ya que entonces Paraguay no tenía Comité Olímpico.

Ahí fue donde comenzó una improvisada aventura para que el esgrimista paraguayo llegase a tiempo el mismo día de la inauguración.

México había cursado una invitación, con pasaje de ida y vuelta y estadía en la Villa Olímpica pagados, para que Paraguay participase por primera vez en los Juegos.

Da Ponte mismo tuvo que confeccionar “a la carrera” el logotipo, el sello y el membrete del que hasta 1970 no sería oficialmente el Comité Olímpico Paraguayo.

Aceptada la invitación, con su padre, Rodolfo Ítalo da Ponte, como entrenador y único acompañante, puso rumbo a México.

Después de semejante periplo y la cascada de emociones, le acompañó en la competición, al día siguiente. Quedó eliminado en la primera ronda tras cinco enfrentamientos en los que consiguió 11 tocados a favor y 25 en contra. Esto le relegó a la última plaza de un grupo en el que estaba, entre otros, el francés Daniel Revenu, ganador en su carrera de seis medallas olímpicas y que a la postre se colgaría en México el bronce individual y el oro en florete por equipos.

Pero aquel resultado no afligió entonces a Da Ponte ni lo hizo después, puesto que no fueron los resultados lo que hicieron especial para él México’68, sino la forma en que llegó a convertirse en el primer atleta olímpico del país.

HOY
 



COMENTARIOS

Radio Online