El Proyecto de Ley más impopular de toda la historia
2021-10-22 - Locales
OPINIÓN: Nunca antes en la historia democrática de la República del Paraguay, un Proyecto de Ley no fue tan impopular y rechazado como el presentado por el senador liberal, Blas Llano, que propone declarar Estado de Excepción en el departamento de Amambay.
El Proyecto de Ley más impopular de toda la historia

Como ya lo habíamos manifestado en otros comentarios anteriores, la aprobación de este Proyecto de Ley sería como otorgar a los órganos que deben velar por la seguridad del país, Policía Nacional y Fuerzas Armadas,  como así también  garantías jurídicas, Ministerio Público y Poder Judicial, una herramienta constitucional que permita la extorsión, el chantaje, arbitrariedades y abusos  en contra de la gente honesta y trabajadora que representa el 99.9 % de la población del Amambay.

Si una medida de estas se tomara en un país, libre de policías, militares, fiscales, jueces, presidente, vicepresidente, senadores y diputados corruptos, hasta se podría aceptar la aprobación de dicho Proyecto de Ley, aunque no están dadas las condiciones en lo más mínimo ya que Estado de Excepción significa, según la Carta Magna;

“En caso de conflicto armado internacional, formalmente declarado o no, o de grave conmoción interior que ponga en inminente peligro el imperio de esta Constitución o el funcionamiento regular de los órganos creados por ella, el Congreso o el Poder Ejecutivo podrán declarar el Estado de Excepción en todo o en parte del territorio nacional, por un término de sesenta días como máximo.

En el caso de que dicha declaración fuera efectuada por el Poder ejecutivo, la medida deberá ser aprobada o rechazada por el Congreso dentro del plazo de cuarenta y ocho horas. Durante la vigencia del Estado de Excepción, el Poder ejecutivo sólo podrá ordenar, por decreto y en cada caso, las siguientes medidas: La detención de las personas indiciadas de participar en algunos de esos hechos, su traslado de un punto a otro de la República, así como la prohibición o la restricción de reuniones públicas y de manifestaciones”.

En resumidas cuentas, la población queda a merced y antojo de las autoridades pertinentes quienes pueden demorar y detener a personas sin causas justificadas, allanar locales comerciales, viviendas y otros recintos sin orden judicial de por medio, es decir, que por especio de 60 días el ciudadano pierde prácticamente todos sus derechos.

A esto se le deberá sumar el caos comercial y económico que va a causar la presencia de los encargados de reprimir y extorsionar a las personas en las calles de las ciudades fronterizas, con mayor perjuicio en la capital Pedro Juan Caballero que es donde se concentra la mayor cantidad de casas comerciales y shopping’s de productos importados que son el atractivo principal para los compradores provenientes del Brasil.

Un Estado de Excepción en esta parte del país en estos momentos en que la población mal se está recuperando del aislamiento generado por la pandemia, sería como pretender apagar el fuego con nafta o alcohol, pues muchas personas, comerciantes, empleados, vendedores ambulantes y  prestadores de servicios quedarán sin ingresos económicos, y eso, podría llegar a ser un caldo de cultivo para que potenciales  sicarios comiencen a ofrecer sus servicios a precios de “oferta”, de igual manera, de seguro aumentará la ola de robos, hurtos y asaltos.

“Radio Imperio 103.1 FM,  defendiendo los intereses del pueblo”

 



COMENTARIOS

Radio Online