Mamá de Edelio, policía secuestrado por el EPP: “Tengo una herida que no se cura”
2024-05-15 09:44:17 AM
Aunque sus otros hijos le siguen homenajeando por el Día de la Madre, Obdulia Florenciano no disfruta de esta celebración porque la familia no está completa. Cuenta que tiene una herida abierta que no se cura desde la desaparición de su hijo, Edelio Morínigo, el suboficial secuestrado por el EPP en el 2014.
Mamá de Edelio, policía secuestrado por el EPP: “Tengo una herida que no se cura”

En julio se cumplen 10 años del secuestro de Edelio Morínigo en manos del grupo armado EPP y desde entonces sus familiares claman noticias de él. En el Día de la Madre, Obdulia Florenciano confiesa que reza todas las mañanas para conocer el paradero de su hijo antes de morir.

“Tengo una herida que nunca se puede curar por la ausencia de mi hijo, le espero todo el tiempo, quiero saber demasiado qué pasó de mi hijo, todo el día ese es mi pensamiento”, dijo angustiada.

Ella tiene 12 hijos en total, Edelio es suboficial y dos de sus hermanos se desempeñan como militares.

Como todos los años, hoy la homenajean sus hijos por el Día de la Madre, pero para ella no es una celebración si falta Edelio. “A mí ya no me gusta porque no están todos mis hijos, porque siempre falta uno”, manifestó.

Recordó que al trabajar para las fuerzas de seguridad, a Edelio le tocaba guardias en fechas especiales como el Día de la Madre, pero él siempre la llamaba a felicitar y le explicaba el motivo de su ausencia.

Hace apenas una semana, la familia se reunió para celebrar simbólicamente el cumpleaños del suboficial con una misa. Cumplió 35 años el 9 de mayo y pronto alcanzará una década secuestrado.

El 5 de julio de 2014, Edelio disfrutaba de su día libre y con un grupo de amigos fue a cazar a la estancia Macchi Cué, ubicada a 100 km de Concepción.

Cuando ingresó al monte fue interceptado por el EPP y no se supo más nada sobre su paradero, hasta que tres meses después apareció un video junto con Arlan Fick, que en aquel entonces también estaba en poder del grupo criminal.

Esa fue la última vez que su familia tuvo una prueba de vida del suboficial y hasta ahora ninguno de los operativos encabezados por la Fiscalía, la Fuerza de Tarea Conjunta y la Policía Antisecuestro obtuvo resultados positivos.

La familia ya no tiene esperanzas de encontrarlo con vida, en un reiterado mensaje instó al EPP a proporcionar información para encontrar sus restos.

Fuente: Última Hora


COMENTARIOS

Radio Online
Publicidad