Partidos no logran construir nuevos liderazgos y siguen las caras viejas
2020-11-23 - Política
No hay figuras jóvenes para el 2023 ni proyectos de renovación en las agrupaciones políticas. Las nuevas generaciones no tienen espacio para dar su visión país y se mantienen los de siempre.
Partidos no logran construir nuevos liderazgos y siguen las caras viejas
Nada nuevo bajo el sol. El 2023 adelanta un panorama con candidaturas gastadas, los personajes de siempre ya muy conocidos. Los partidos no logran apuntalar nuevos liderazgos con visiones diferentes para un país con una profunda crisis, que necesita propuestas de solución disruptivas. Los jóvenes no tienen el espacio suficiente para hacer carrera y aportar con la visión tan necesaria de las nuevas generaciones, en un ambiente político carente de procesos que consoliden representantes y proyectos. El diputado del Partido Patria Querida (PPQ) Sebastián García coincidió en que no se da apertura a la perspectiva joven que busca mayor protagonismo. “Es una oportunidad para los partidos que buscamos generar espacios a la participación de jóvenes, es una oportunidad para que los jóvenes que quieran involucrarse en política vean dónde les abren las puertas y dónde hay cúpulas que les cierran”, expresó. Igualmente, resaltó que la democracia será el camino para elegir si se prefiere un cambio o seguir con quienes ofrecen los mismos resultados de una mala gestión. “La democracia, después, va a saber decantar la oferta electoral y va a saber cuáles propuestas representan una renovación y cuáles son más de lo mismo para seguir teniendo los mismos resultados de instituciones que no funcionan, servicios básicos, como luz, agua o salud, deficientes”, apuntó. La oposición tiene el gran desafío de enfrentar a un Partido Colorado dominado por un poderoso cartismo y, hasta el momento, no han impulsado a una figura de arrastre, necesaria para el efecto, ni saldado la deuda de unidad. El Partido Liberal Radical Auténtico (PLRA) sigue divido e influenciado por este sector colorado, aliado siempre con el llanismo. La única figura promovida es su presidente, Efraín Alegre, que tiene pretensiones de candidatarse. También suena el nombre del senador Salyn Buzarquis, con poco arrastre, pero con varias acciones para ganarse adeptos. Y, finalmente, fue mencionado el diputado Carlos Silva, como una opción un poco más fresca, pero débil. El diputado liberal Celso Kennedy admitió que es necesario renovar el poder, pero apuntó al Partido Colorado. “La concertación que necesita oposición para producir reingeniería política del Estado para un Paraguay moderno será posible con apertura para la participación de todos. Encerrarse en sectarismo por ambición de candidaturas, ideologías o fanatismo significa statu quo para el continuismo. Por el bien del Paraguay, los colorados dignos deben ayudar a sacar del poder a los parásitos, vendepatrias”, dijo. El legislador insistió en la urgencia de la unidad de la oposición y habló de una estrategia cartista de atacar a Fernando Lugo. “Quienes se oponen a la unificación total de la oposición para defender al Paraguay, opera para el cartismo, como perro del hortelano. El cartismo intenta volver al viejo modelo de ANR ante Lugo, intimidación electoral al resultado: que ganará de todas formas con unidad colorada versus oposición dividida”, resaltó. La diputada del Partido Encuentro Nacional (PEN) Kattya González, que cobró mucha fuerza en los últimos días, es la única figura que sale de la línea de los partidos tradicionales, aunque aún no fue definido su nombre como opción de la oposición. COLORADOS. La Asociación Nacional Republicana (ANR), mientras tanto, apunta a Santiago Peña, por Honor Colorado; Enrique Riera, como independiente, y Arnoldo Wiens, por Colorado Añetete. Sin renovación alguna. Es una oportunidad para que los jóvenes vean dónde les abren las puertas y dónde hay cúpulas que les cierran. Sebastián García, diputado del PPQ. Por el bien del Paraguay, los colorados dignos deben ayudar a sacar del poder a los parásitos, vendepatrias. Celso Kennedy, diputado del PLRA. Izquierda ya no pudo consolidar representantes de arrastre después de Fernando Lugo Desde el Frente Guasu la preocupación para el 2023 es la permanencia de referentes antiguos sin ningún joven en sus filas. Después del senador Fernando Lugo, la izquierda, que es la tercera fuerza electoral, no logró fortalecer ningún liderazgo nuevo ni se conoce de procesos para renovar figuras. Para profundizar esta crisis, el Partido Tekojoja, del senador Sixto Pereira, decidió no formar parte de la renovación de la concertación del Frente Guasu para las municipales del 2021. El sector está enfocado en aumentar la cantidad de concejalías y sumar intendentes, pero para las presidenciales no cuenta con nombres de liderazgo potente, ya que en sus años de trayectoria se sostuvo en una única figura, la de Fernando Lugo, que llegó a la presidencia de la República en 2008, derrotando al Partido Colorado. La izquierda no tiene rostros jóvenes, por lo que necesariamente deberá emprender búsqueda fuera del sector para concretar alianzas. Y la necesidad de alianzas fue reconocida por sus referentes, como Esperanza Martínez, Sixto Pereira y Hugo Richer.

COMENTARIOS